El Ayuntamiento de Benidorm asumirá la gestión del autobús urbano para mejorar su eficacia y fomentar su uso, sobre todo entre la población residente y para desplazamientos laborales, avanzando así en la estrategia de movilidad sostenible. Esta decisión, avalada por los técnicos municipales, ha sido comunicada hoy por el alcalde, Toni Pérez, durante el Consejo Asesor de Movilidad y ha contado con el respaldo de este órgano consultivo. Una decisión que se plasmará a largo plazo, pero en la que el Ayuntamiento ya ha empezado a trabajar.

Tal y como ha expuesto el alcalde, “se han mantenido diversas reuniones con la Dirección General de Transportes de la Generalitat Valenciana con el objetivo de buscar una solución al actual sistema de gestión que permitiera al Ayuntamiento de Benidorm, y por extensión al del resto de municipios de la comarca, participar de la toma de decisión en lo relativo a rutas, paradas y tarifas del autobús urbano”. “Todo ello –ha ahondado- con el objetivo de disponer de un transporte público urbano colectivo de calidad, eficaz y eficiente, superando así las deficiencias que arrastra el servicio actual”.

No obstante, “la negativa de la Generalitat” a atender la petición del Ayuntamiento de crear un área metropolitana al estilo de la existente en zonas como Valencia, que englobe también a los municipios de la comarca, ha llevado a Benidorm a “asumir la gestión del autobús urbano”.

Toni Pérez ha incidido en que “no nos han dado otro margen”, ya que los planes de la Generalitat pasan por “mantener la misma concesión que ahora”, que no sólo no satisface a Benidorm, si no tampoco a la comarca. De hecho, todos los municipios firmaron un escrito pidiendo a la Generalitat formar un ente gestor”, posibilidad que no ha sido atendida.

A la vista de esta situación, el concejal de Movilidad, José Ramón González de Zárate, ha señalado durante el Consejo que “se ha contratado la elaboración de un estudio sobre el transporte en Benidorm para analizar y evaluar las diferentes formas de gestión” que son: la concesión a una empresa especializada, la constitución de una empresa pública o bien la creación de una empresa mixta “en la que el Ayuntamiento pueda opinar y en la que se cuente con el apoyo de una empresa del sector que se encargue de la prestación del servicio”.

De Zárate ha avanzado que en cuanto se disponga de los resultados de este estudio el Ayuntamiento decidirá la fórmula de gestión; y ha adelantado que, sea cual sea la opción escogida, “se posibilitará que se puedan firman convenios con otros municipios de la comarca para que no se queden fuera”.

Del mismo modo, se garantizará el cumplimiento de la normativa laboral respecto a la plantilla.

 

Proyecto de la Generalitat

La intención de la Generalitat, comunicada al Ayuntamiento en diversas reuniones, es renovar el proyecto actual de transporte urbano para Benidorm. En su momento, Benidorm alegó contra el modelo propuesto por el Consell “al dejar al Ayuntamiento sin competencias en materia de transporte en los próximos 10-12 años, impidiéndole actuar sobre la política tarifaria o el diseño de las líneas”. Otro de los reparos del Ayuntamiento a ese modelo eran “los efectos negativos que comporta para la aplicación de las políticas de movilidad sostenible recogidas en el PMUS y el PTUS”. Una alegación que se basó en un informe municipal que aseguraba que el proyecto de la Generalitat “no arregla los problemas” en el servicio apuntados en el PTUS como la existencia de “paradas muy próximas”, “velocidad comercial baja” e “incomodidad a los viajeros”, entre otros.

Todos esos problemas, como ya se sostuvo en su momento, “hacen que hoy por hoy el autobús urbano no sea una alternativa de movilidad para residentes y trabajadores, limitando su uso al ámbito turístico”.

 

 

 

 

Vía Benidorm.org

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here