Ya ha dado comienzo el programa de visitas guiadas al Molí de Mànec que han lanzado las concejalías de Cultura y Patrimonio del Ayuntamiento de l’Alfàs para dar a conocer a la población la historia de este molino harinero, ubicado en el barranco de Carbonera. Una vez al mes, el consistorio alfasino organizará una jornada de visitas guiadas al Molí de Mànec para grupos reducidos. La próxima cita será el 27 de febrero, ha avanzado el concejal del ramo, Manuel Casado.

El Ayuntamiento de l’Alfàs del Pi ha llevado a cabo un proyecto de recuperación y puesta en valor del Molí de Mànec gracias a una inversión de 250.000 euros procedente del Programa Operativo FEDER 2014-2020 de la Generalitat Valenciana.

A través de las concejalías de Cultura, Patrimonio y Medio Ambiente, se ha ejecutado su rehabilitación, salvando así de la ruina un elemento significativo del sistema de riego, para su reconversión en un Centro de Interpretación, un elemento turístico, enmarcado en un área con baja densidad de población, facilitando la integración de cultura y paisaje.

El molino constaba de dos partes diferenciadas, la planta superior destinada a vivienda del molinero, de su familia y de sus trabajadores, y la parte inferior donde se ubicada la maquinaria y demás elementos necesarios para la molturación del grano.

La Universidad de Alicante se ha encargado de las reconstrucciones virtuales, tanto del entorno como de la maquinaria y volúmenes, un trabajo que permite al visitante adentrarse en las instalaciones, y conocer todo el proceso de transformación del grano en harina, siguiendo el recorrido del agua.

Según las referencias históricas disponibles, se presupone que el Molí de Mànec se construyó entre el siglo XVIII y principios del XIX. A lo largo de los años ha recibido otras denominaciones, como Molí de Carbonera, de Baix, Maset y de Montaner. Desde el año 1999 es de propiedad municipal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here