Un total de 22 personas participaron ayer por la tarde en la visita guiada al Faro de l’Albir organizada por la concejalía de Bienestar Social de l’Alfàs del Pi, en colaboración con las áreas de Cultura, Patrimonio y Medio Ambiente. Una iniciativa dirigida a personas con movilidad reducida que, dada la buena acogida, el consistorio repetirá en el futuro.

“La gente disfrutó mucho de la actividad. Había personas que no habían subido al faro en su vida. Otras que llevaban más de medio siglo sin ir”, destacó la concejala de Bienestar Social, Marisa Cortés, tras participar en la actividad junto al edil de Medio Ambiente, Luis Miguel Morant.

El Ayuntamiento de l’Alfàs fletó dos vehículos para trasladar hasta el Faro de l’Albir a las personas que se habían apuntado a la actividad y que, por problemas de movilidad, no podían hacer la ruta a pie.

Una vez en el faro, sentados en el patio del emblemático edificio, se compartieron anécdotas de juventud. “Aquí mi marido me dio mi primer beso hace 50 años”, confesó emocionada una de las asistentes. “Aquí veníamos a celebrar la Pascua”, añadió otra persona.

La Serra Gelada es el primer parque marítimo terrestre de la Comunidad Valenciana, con una superficie protegida de más de 5.500 hectáreas. La ruta al Faro de l’Albir, una de las más visitadas de la Red de Espacios Naturales de la Generalitat, es ideal para la práctica del senderismo, un recorrido de 5 kilómetros de distancia accesible para personas con problemas de movilidad.

El itinerario combina a la perfección naturaleza e historia, con las minas de origen fenicio y de posterior explotación romana de las que se extraía ocre, el aljibe, la Torre Bombarda o el Centro de Interpretación Faro de l’Albir, abierto al público en 2011 por el Ayuntamiento de l’Alfàs, donde se recrea la vida de los antiguos torreros y se visibiliza la rica fauna y flora del parque natural.

La concejala de Bienestar Social se ha comprometido a repetir esta visita guiada, dada la buena acogida que ha tenido entre la población mayor de l’Alfàs, y también se programará una actividad de similares características en el Molí de Mànec, ubicado en el Barranco de Carbonera, donde el consistorio alfasino ha llevado a cabo un proyecto de rehabilitación y puesta en valor para su conversión en Centro de Interpretación.

Vía Lalfas.es

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here