Las obras para unir el Camí Vell d’Altea con la Avenida de l’Albir, a través de un paso-badén inundable en l’Alfàs, presupuestadas en 194.800 euros y un plazo de ejecución de 2 meses, han comenzado con los preparativos del terreno y la descarga de los cubos de hormigón, para su posterior instalación dentro del cauce del barranco de Soler.

Unos cubos de un diseño espectacular dadas sus dimensiones, y siguiendo el planteamiento de la Confederación Hidrográfica del Júcar, según ha puntualizado el concejal de Urbanismo, Toni Such, “lo que nos permite abrir vías alternativas de comunicación a las ya existentes, y por consiguiente mejorar notablemente la movilidad en una zona donde, por una parte confluyen varias parcelas de uso residencial y dotacional, que además enlaza en intersección con la Avenida de l’Albir y el otro tramo situado al sur, donde se encuentra el Centro Social Platja Albir, el campo de fútbol y un área comercial”.

Una vez desviado el colector de pluviales que había en el cauce del barranco, se está procediendo a colocar los cubos de hormigón, fabricados de manera que permitan que el agua circule por su interior mientras por encima soportan el nuevo vial.

Las obras de un paso-badén inundable entre la Avenida de l’Albir y el Camí Vell d’Altea, no solo acondicionan una conexión rápida y directa entre ambas direcciones, sino que van a permitir habilitar un vial alternativo al tráfico procedente de la N-332, dirección a Benidorm, de manera que van a suponer una reducción importante del flujo circulatorio en dos intersecciones conflictivas del municipio, según ha valorado el concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de l’Alfàs, Toni Such, tras una visita técnica rutinaria.

Las obras consisten básicamente en la ejecución de un paso- badén que permitirá conectar la Calle San Miguel con su prolongación al otro lado del barranco. Según los informes técnicos, la sección hidráulica a salvar del barranco Soler tiene unas dimensiones transversales de 8 metros en la parte superior y 5 metros en la inferior, y un calado medio de 4,30 metros. Por tanto cumpliendo con el planteamiento constructivo de la Confederación Hidrográfica del Júcar, se han fabricado unos cubos de hormigón armado cumpliendo de manera estricta con las dimensiones recomendadas: un marco central, de sección 2,50 x 2,00 y 0,20 metros de espesor, y dos marcos laterales, de sección interior 2,00 x 2,00 y 0,18 metros de espesor.

Unas obras que están estrechamente vinculadas con otro vial de reciente construcción, que conecta la Calle San Miguel con la Avenida Sant Pere, ambos viarios destinados a mejorar la movilidad no solo en la zona de l’Albir sino en todo el término municipal de l’Alfàs.

Vía Lalfas.es

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here