Operarios del área municipal de Servicios Técnicos han iniciado los trabajos de poda de los ficus del municipio. La intervención se centra en retirar las ramas bajas y recortar la copa para evitar que los árboles invadan las fachadas o molesten a los peatones.

Los ficus son árboles que crecen especialmente en primavera y verano. Para evitar que pierdan demasiada savia, es aconsejable podarlos durante el invierno, justo antes de que reanuden su crecimiento.

Esta actuación se inscribe en la campaña municipal de poda y mantenimiento que está llevando a cabo el Ayuntamiento de l’Alfàs del Pi, en colaboración con SAV, la concesionaria del servicio de limpieza viaria y recogida de residuos.

Se trata de una actuación que incluye trabajos de poda, desbroce y limpieza y que abarca todo el término municipal, permitiendo la correcta evolución del arbolado, además de acabar con las molestias que en ocasiones provoca el crecimiento excesivo de las ramas de los árboles”, ha explicado el concejal de Servicios Técnicos, Óscar Pérez.

Esta brigada municipal ha actuado en el último mes en distintas zonas del municipio, como el Bulevar de los Músicos, el Molí de Mànec, la plaza Salvador Dalí, la avenida Constitución, los tres colegios de Infantil y Primaria, Jardín del Tossalet, Parque Alfaz del Sol, Camí del Sarandó, plaza Balduino, Parque L’Horta o Paseo de la Media Legua.

“Este operativo está en marcha y se va a ir actuando en todo el término municipal de l’Alfàs del Pi, llevando a cabo tareas de poda de arbolado, desbroce de parcelas municipales y limpieza”, ha subrayado el concejal.

Los trabajos van dirigidos a sanear los árboles, reduciendo el volumen y altura de las copas en aquellos ejemplares que presentan estructuras descompensadas, voluminosas o ramas quebradizas.

Así las cosas, se acortan ramas con excesivo peso o longitud que represen un riesgo de rotura, evitando así posibles desprendimientos. Todas estas actuaciones se ejecutan respetando la biología del árbol y adaptando el tipo de poda a la forma, estructura y características de cada especie.

Los restos de poda se llevan a una planta de residuos vegetales para que puedan convertirse en compost y ser reutilizados como abono natural y cubierta protectora en parques y jardines.

Vía Lalfas.es

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here