Esta mañana varios alumnos de ASMIBE y responsables de esta asociación junto al Alcalde l’Alfàs del Pi Vicente Arques, la Concejal de Sanidad Marisa Cortés y el Concejal de Turismo Luis Morant han visitado las nuevas zonas Accesibles del parque Natural Serra Gelada que se han habilitado gracias a la colaboración entre el Ayuntamiento de l’Alfàs del Pi la Consellería de Medio Ambiente y el ente gestor del Parc Natural Serra Gelada que promovieron un proyecto que contemplaba obras de mejora en ciertos puntos de la ruta del faro para que definitivamente se convirtiera en en ruta accesible.

Esta obras que han ejecutado la Concejalía de Medio Ambiente y Consellería a través del ente gestor del Parc Natural Serra Gelada consisten en el pavimentado de los accesos a áreas de descanso y merenderos para que cualquier silla de ruedas o personas con movilidad reducida o discapacidad pueda acceder a cualquier de estas áreas de esta emblemática ruta del parque natural.

Esta mañana los alumnos de Asmibe han podido comprobar que la ruta es accesible totalmente y tanto Ayuntamiento, como la Generalitat y desde el ente gestor del parque se han eliminado aquellas restricciones que impedían a personas con alguna discapacidad acceder. Tras el desayuno ofrecido por el ayuntamiento a los alumnos de ASMIBE y los trabajadores del parque que ha ejecutado las obras de mejora, alumnos y responsables de ASMIBE ha visitado el parque acompañados por unos de los formadores del Parc Natural Serra Gelada.

Desde el primer momento siempre se han tenido en cuenta requisitos como que el parque natural cuente con aparcamientos de uso público, con plazas de aparcamiento reservado para las personas con discapacidad, que haya proximidad a los accesos para peatones, y que se cumpla con las dimensiones mínimas establecidas de calles o aceras de entrada accesibles. Los espacios de recreo del parque natural cuentan con rutas de acceso y senderos de recreo accesibles. Los desniveles de terreno están correctamente señalizados, así como el acceso principal. El pavimento de todas las rutas y zonas de recreo del parque natural es antideslizante. Y los senderos de circulación tienen una anchura mínima de 1,50 m para los peatones y las personas usuarias de sillas de ruedas.

Por ellos desde hoy la ruta del faro ya se considera accesible. Hasta ahora esta ruta del Parc Natural estaba considerada como ruta para personas con movilidad reducida en sillas de ruedas manuales o eléctricas que podían acceder y recorrer completamente los 2,5 km que separan el aparcamiento del Faro, y volver sin problemas.

Vía Lalfas.es

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here