Alcoy quiere ser más verde. Nuestra ciudad tiene un 70% de su término municipal protegido pero también es una ciudad intermedia, industrial, que tiene que enfrentar los retos del siglo XXI entre los cuales, sin duda, se encuentran los medioambientales. Se busca la sostenibilidad: el equilibrio de una especie con sus recursos naturales y, para conseguirla, se apuesta desde la administración por las energías limpias y también, las renovables, con nuevas formas de gestión energética más eficiente, bonificaciones por empresas y para los ciudadanos y la apuesta por la movilidad sostenible. El 2020, con nuevas medidas fiscales, subvenciones, el eje ciclopeatonal, el nuevo contrato de transporte público y la apuesta por la peatonización en el centro, será decisivo.

Las energías renovables forman parte de una de las líneas estratégicas del Plan Smart City de Alcoy y también están contempladas en el EDUSI, una estrategia de desarrollo urbano centrada en una ciudad sostenible, integradora e innovadora. La estrategia tiene 10 millones de euros de fondos Feder de la Unión Europea, y contempla líneas específicas por la movilidad sostenible y la reducción de C02.

Teniendo en cuenta estas importantes hojas de ruta, la ciudad ha apostado decididamente, en los últimos años, por mejorar el consumo energético. Entre las medidas realizadas destaca, por ejemplo, la puesta en marcha, a los últimos años, de un total de 15 instalaciones fotovoltaicas. También se ha instalado alumbrado público alimentado por energía solar en la Font Roja y en diferentes polígonos industriales. En las áreas industriales, se ha sustituido la iluminación de sodio por led, igual que en la mayor parte de la ciudad, hecho que supone reducción del consumo y más eficiencia en la gestión.

En los polígonos, se ha colocado un sistema punto a punto, que geo posiciona más de 1500 luminarias, comunicándolas entre si a través de Internet, ajustando la intensidad a las necesidades del lugar y del momento. Un sistema que también se ha implantado, por ejemplo, en la pista de fútbol de Caramanxel.

Dentro de la apuesta por las energías renovables, el gobierno también quiere implicar a las empresas alcoyanas y a los mismos ciudadanos. El Ayuntamiento ha aprobado en las bonificaciones fiscales de 2020, una rebaja, en el caso del IBI, de hasta el 50%, durante cuatro años, para aquellos inmuebles que instalan sistemas de aprovechamiento de la energía solar. Esta bonificación también se aplica en el IAE, a los sujetos que produzcan un mínimo del 20% anual del consumo energético de la actividad a partir de instalaciones para el aprovechamiento de las energías renovables. Igualmente hay bonificaciones en la tasa de recogida, tratamiento y eliminación de basuras y residuos sólidos urbanos. Las bonificaciones son para comercios, industrias, talleres y hostelería. En este caso de un 30% si se acogen en los planes municipales de gestión de residuos y eficiencia medioambiental: Objetivo 2020.

Una movilidad más sostenible

También la apuesta por el uso del vehículo eléctrico y híbrido ha sido destaca a los últimos años en la ciudad. En Electromaps, ya hay señalizados 15 puntos de recarga eléctrica en Alcoy, algunos del Ayuntamiento y otros privados, situados a diferentes zonas. Hay que recordar que desde la concejalía de innovación se impulsó, la pasada legislatura, la colocación de diferentes puntos municipales de recarga eléctrica, siendo una de las primeras ciudades en hacer esta apuesta. El número de puntos municipales también aumentará las próximas semanas, con los 3 nuevos puntos situados en la calle Entença, recientemente reurbanizada.

Por otro lado, los ciudadanos que cuentan con un coche eléctrico o híbrido, también tienen bonificaciones municipales. El primer año, estos vehículos tienen una bonificación del 75% y del 50% el siguiente año y los sucesivos. Los datos también son significativas y si en 2016 había un total de 7 vehículos que se habían acogido a las bonificaciones fiscales; en 2017 eran 12; en 2018, había 36; siendo en total 67 durante este año.

Por parte de la administración también se ha apostado por los vehículos eléctricos, la brigada de obras ha adquirido vehículos de este tipo; los últimos coches de la policía local son híbridos y la flota de la empresa que gestiona el nuevo contrato de la basura también cuenta con vehículos 100% eléctricos. En el tema del transporte público también se han probado diferentes autobuses híbridos de cara en el nuevo contrato del autobús municipal que ya se encuentra en redacción.

Nuevas infraestructuras

La apuesta por la movilidad sostenible en las nuevas infraestructuras también ha sido determinando durante el 2018 y 2019 en Alcoy. La reurbanización de Entença, pensando en la reducción de C02, y en una calle más amable por los peatones, los carriles bicis en diferentes polígonos y la zona norte, y la creación del eje de ciclistas y peatones con varios kilómetros que atraviesan la ciudad por la cornisa norte, conformándose como una gran vía verde; los aparcamientos inteligentes en el centro histórico y la apuesta para crear una zona de peatones en el centro de Alcoy que se pondrá en marcha a principios del 2020 supondrán, sin duda, cambios importantes en la movilidad alcoyana.

De cara en el presupuesto del 2020, el gobierno también ha anunciado la creación de una partida específica para subvencionar bicicletas y patinetes eléctricos, apostando, ahora que hay más vías, para su uso en los desplazamientos urbanos.

El regidor de movilidad, Jordi Martínez, destaca la tarea realizada a los últimos años: «De manera transversal, con diferentes subvenciones de administraciones de todo tipos, y con una estrategia clara y definida, este gobierno lleva desde la legislatura pasada trabajando para dar respuesta a retos fundamentales como la sostenibilidad energética y la movilidad. Hemos creado nuevas infraestructuras priorizando el peatón y la reducción del C02; hemos renovado y mejorado el alumbrado; hemos comprado vehículos híbridos y 100% eléctricos y hemos creado puntos de recarga eléctrica; hemos apostado por la energía solar, y hemos bonificado a empresas y ciudadanos. Y este año, 2020, estamos decididos a seguir trebajando para que la movilidad en Alcoy sea más sostenible, pensando siempre, en mejorar la calidad de vida de las alcoyanas y los alcoyanos, fomentando nuevas formas de transporte y haciendo de Alcoy una ciudad más verde».

La reciente «Cumbre del Clima» en Madrid ha convertido el medio ambiente, ahora más que nunca, en un tema prioritario por una gran parte de la sociedad e inaplazable para algunas administraciones que, aumentan las ayudas y subvenciones, con la intención de mejorar la vida de sus habitantes. El 2020 se perfila como un año decisivo por el medio ambiente y Alcoy está preparada pero, sobre todo, está decidida a ser una ciudad más verde.

Vía ElPeriodic.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here